2016 debe ser el año de Europa y su sistema de protección de la privacidad

por

publicado el 4 enero 2016

Categorías: Abogado / Abogados LOPD / Abogados nuevas tecnologías / Derechos Fundamentales / Noticias, Entrevistas, Opinión y Blogs / Opinión / Privacidad / Protección de Datos

2016 un año importante para Europa y su sistema de protección de la privacidad.

El inicio del año suele ser momento para las buenas intenciones y equivocarse en los pronósticos del año que inauguramos. Si el año pasado me equivoqué con mi intuición sobre la apuesta en 2015 de la ciberseguridad “low cost”, aunque en mis descargo diré que no me equivoqué del todo y que la percepción de la necesidad de sistemas seguros y tomarnos por una vez en serio la seguridad de nuestros sistemas va creciendo en nuestra sociedad; sobre todo ante los sobresaltos de ataques a grandes empresas, y no tan grandes o más bien pequeñas por problemas, por ejemplo, con el famoso “cryptolocker” que una vez instalado en nuestros ordenadores nos pedía un rescate para poder acceder a nuestra propia información. Dicho esto, ciertamente también la sociedad está recibiendo mensajes contrapuestos ante la lucha contra el terrorismo global y la mala prensa de sistemas que pueden proteger tanto nuestra privacidad como nuestros negocios, es decir la las noticias sobre los peligros o incluso los intentos de regulación o prohibición de sistemas de cifrado tan necesarios, reitero, para nuestra propia seguridad tanto personal como empresarial o profesional.

Dejando de lado la eterna discusión entre seguridad y derechos, creo que este 2016 es la gran oportunidad para Europa. Si los años anteriores ha sido el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el que ha ido poniendo las líneas rojas y siendo el verdadero valedor de la protección de la privacidad de los ciudadanos europeos, a través de sentencias como el caso google o el último gran revuelo generado con la anulación del acuerdo de safe harbor, que estamos todavía a la espera del último movimiento por parte de las Agencias Europeas de Protección de Datos; este año, por fin, debe ser, como así todo indica, ante los últimos pasos del Reglamento Europeo de Protección de Datos que tratará de unificar realmente la normativa en todos los países que conforman esta gran Unión.

Espero no equivocarme realmente en esto y que las verdaderas espectativas se cumplan y sea realmente Europa, nuestra vieja Europa, la que consiga imponer un sistema de protección de la privacidad de los ciudadanos y sea llevada como ejemplo a otros países, como así lo están haciendo en algunos sistemas latinoamericanos; y hacer comprender a EEUU que no es un mal sistema y que sus empresas, si realmente quieren competir en Europa, deben hacerlo con nuestras reglas, de verdad, ejecutándolas y no sólo con proclamas o sistemas declarativos.

Es momento para que en Europa nos creamos de verdad el derecho fundamental a la protección de datos y no sólo lo veamos desde la parte mercantilista de la misma, o desde los incovenientes de su cumplimiento o incumplimiento. Seguro que existe un equlibrio entre seguridad y privacidad; entre negocio y protección de datos de los usuarios/as; entre ciudadanos y gobiernos; y seguro que la respuesta se encuentra en Europa.