Canon a la banda ancha, una propuesta a tener en cuenta

por

publicado el 23 diciembre 2010

Categorías: Canon / Derecho de las Telecomunicaciones / Opinión / Propiedad Intelectual

Después del artículo escrito por Javier de la Cueva en “El País” (si se me permite tan  directo y genial como siempre, poniendo el dedo en la llaga, en la realidad) el recordatorio que realizó ayer David Maeztu en Medialab Prado en la jornada denominada #redada sobre el cánon a las telecomunicaciones, me permito lanzar una hipotética (descabellada) idea o pilares para establecer un canon a la banda ancha. Está claro que, como ha sucedido con el canon actual, la aplicación indiscriminada del mismo ha producido un abuso y un malestar general en la sociedad; por ello, los que podemos estar de acuerdo en esta solución, también debemos ser conscientes de los problemas y desigualdades que puede generar incluyendo un canon a Internet; ya sea por la vía que sea: directa por el pago de los usuarios o a través de un porcentaje en los beneficios de las empresas de telecomunicaciones. Además en una sociedad que se dirige hacia la conectividad total, el Gobierno y la Administración on-line e Internet en el día a día, establacer un canon puede producir, como digo, abusos, problemas y desigualdades. Sin embargo, la tecnología también puede ser factor determinante a la hora de buscar soluciones y ese “justo equilibrio” que ha de respetarse entre autores y los usuarios, y si se me permite, además se incluye una idea de banda ancha social que lleva mucho tiempo en el imaginario.

Canon a la tecnología xDSL:

  1. Establecer como servicio universal real el acceso a la banda ancha.
  2. Obligar a las operadoras a establecer una banda ancha social. Esto es una banda ancha que se la puedan permitir colectivos desfavorecidos para no crear más ciudadanos de segunda. Si la sociedad está yendo al acceso electrónico a la Adminsitración Pública, los más desfavorecidos no pueden quedarse sin ese acceso. Esta banda ancha estaría exenta de canon.
  3. Una vez establecido una banda ancha social, los usuarios que quieran disfrutar de más velocidades de descarga pagarán un porcentaje según el ADSL contratado. Cuanto más velocidad de descarga mayor porcentaje de canon.
  4. A su vez aquellos usuarios que quieran líneas SDSL podrían verse favorecidos por porcentajes inferiores de canon. Es una forma de incentivar que los usuarios puedan subir sus creaciones a la red, es decir, incentivar las líneas simétricas. Hasta la actualidad las operadores nos ofrecen la tecnología ADSL, esto es, asimétrica, mucha bajada pero poca subida. Incentivemos la posibilidad de subida y favorezcámolas con un canon menor.
  5. Canon discriminado, tal y como establece la Sentencia del Tribunal Justicia de la Unión Europea, no tendrían que pagar ese canon por supuesto: empresas, administraciones públicas,  ONGs, etc. Por supuesto para ello es necesario una modificación tanto del sistema del cánon como de las propias Entidades de Gestión hacia sociedades más abiertas y transparentes. Al fin y al cabo, casi todos somos autores 😉

Supondría una modificación tanto de la normativa de telecomunicaciones como la de propiedad intelectual, modificación esta última, que debe darse en todo caso, tras la sentencia del TJUE.

¿Descabellada?