Escuela 2.0: ¿Software libre o financiación encubierta a Microsoft?

por

publicado el 13 mayo 2009

Categorías: General / Noticias, Entrevistas, Opinión y Blogs / Opinión / P.I. Y educacion / Software Libre

Con el grado de concreción que estas noticias suelen presentar cuando se lanzan, el debate parlamentario  sobre el “estado de la nación” nos ha dejado una propuesta del Gobierno para que, a partir del próximo curso, unos 420.000 alumnos, extendiéndose en sucesivos años al resto de la enseñanza seundaria, reciban un ordenador portátil para realizar sus tareas y promover así el uso de las nuevas tecnologías en la educación. La propuesta añade además conexión inalámbrica a internet y pizarras digitales en las aulas con formación específica al profesorado.

Las operadoras de internet ya han mostrado su escepticismo ante la propuesta poniendo de relieve las dificultades técnicas que conlleva. Al margen de esto y, de las competencias que en materia educativa ostentan las Comunidades Autónomas, a las que se les va a pedir que aporten fondos, la medida podría representar una oportunidad para la difusión de las tecnologías no propietarias y la adopción de modelos de desarrollo tecnológico libre, adaptable, sostenible y motor económico para las empresas nacionales y locales de informática.

Y decimos “podría representar” porque ya previamente se han manifestado los temores de que este tipo de medidas provocan dados los datos que se disponen. Además estas  propuestas no son pacíficas en la comunidad educativa, véase al respecto el magnífico artículo de Fernando Acero en Kriptópolis.

Dada por admitida (“iuris tantum”) la bondad de la medida, debemos exigir  que el modelo elegido sea una ampliación de las iniciativas (tímidas todavía) que incorpora el Plan Avanza en el ámbito de las pymes y que, sobre todo, recoja las propias recomendaciones elaboradas por los informes gubernamentales internos.

De otra forma, el Gobierno español continuará despilfarrando el presupuesto público favoreciendo la dependencia tecnológica, pagando licencias con fondos que  no van a revertir en la economía productiva nacional y poniendo en manos de monopolios  la alfabetización  de la población.

Excluyo intencionadamente el calificativo “digital” de alfabetización porque, a estas alturas, el alfabeto analógico ya es historia, al menos su utilización práctica. Si de verdad el gobierno quiere cambiar el modelo económico (menos ladrillo y más ordenadores Zapatero dixit) y apostar por la educación tiene aquí una oportunidad de demostrar que va en serio.

Saludos.