¿algo más que decir sobre megaupload?

por

publicado el 23 enero 2012

Categorías: Opinión / Propiedad Intelectual

A estas alturas creo que ya se ha dicho de todo sobre el “megacaso” internetero del año. La noticia ha corrido como la pólvora por internet, leyendo todo tipo de comentarios tanto a favor como en contra, así como la reacción del colectivo “anonymous” por el cierre de megaupload; o incluso las críticas a la forma de vida de sus responsables (suena extraña esta crítica cuando se realiza desde la industria de Hollywood). A mi juicio los aspectos que considero más importante del caso son:

1º Tal y como ya comenté en el caso de rojadirecta.com la sensación de justicia universal dictada por EEUU. No importa donde estén los dueños de la plataforma, el registro de los nombres de dominio así como los servidores, la acción del FBI y de la justicia de los EEUU no conoce fronteras.

2º Lo más interesante, es la forma en que, según la denuncia presentada, megaupload actuaba para no eliminar los archivos y así dar la apariencia de lucha contra la infracción de derechos de propiedad intelectual (o en nuestro caso y según nuestra propia normativa de la exención de responsabilidad si actuase de forma eficiente a la hora de eliminar archivos cuando se le hubiese notificado de forma fehaciente sobre la ilicitud de los contenidos albergados), cuando realmente no efectuaba tales acciones. Según la denuncia presentada, cuando un usuario subía un contenido a megaupload (y retribuyendo al usuario por subir contenidos), el sistema realmente lo que hacía era comprobar si dentro del propio sistema se encontraba este archivo que tenía de por si una URL específica, para en caso afirmativo, dotarle al usuario de otra URL. Por ello, en el caso que los titulares de los derechos de propiedad intelectual comunicasen a megaupload las URLs de los archivos a eliminar, lo que realmente realizaba el sistema era la eliminación de los indicadores pero no del archivo original.

When a file is being uploaded to Megaupload.com, the Conspiracy’s automated system calculates a unique identifier for the file (called a “MD5 hash”) that is generated using a mathematical algorithm. If, after the MD5 hash calculation, the system determines that the uploading file already exists on a server controlled by the Mega Conspiracy, Megaupload.com does not reproduce a second copy of the file on that server. Instead, the system provides a new and unique URL link to the new user that is pointed to the original file already present on the server. If there is more than one URL link to a file, then any attempt by the copyright holder to terminate access to the file using the Abuse Tool or other DMCA takedown request will fail because the additional access links will continue to be available.

3º ¿Qué sucederá con todos aquellos usuarios que, de buena fe, hubiesen contratado el servicio premium con megaupload y hayan depositado contenidos lícitos en sus servidores? No quedará más remedio que reclamar a la empresa y siempre teniendo claro los TOS (terms of service) que en su momento se aceptaron.

10 años después tenemos otro caso “napster” al que seguir con muchísimo interés.